Felipe Expósito

El espíritu Santo actuó y sigue actuando en las iglesias promoviendo una variedad de dones espirituales entre los que se encuentran los ancianos o sobreveedores, que se reúnen sencillamente para guiar y proteger a la iglesia del Señor, que Él ganó por su propia sangre (Hch. 20:28)
La enseñanza de 1° Corintios 14:26:36 muestra la manera en que las reuniones de la asamblea deben realizarse en un espíritu de armonía compartida. Cualquier sistema ministerial que se opone a esta norma, constituye el apagamiento del Espíritu.
¿Es posible en esta época practicar el gobierno bíblico? Mi respuesta es, absolutamente, sí. La Palabra de Dios es la norma exclusiva y excluyente de nuestra fe y ministerio. En consecuencia, la gran apelación para cada uno de nosotros en este día es revisar cuidadosamente nuestras Biblias, cumplir absolutamente todas sus enseñanzas y ponerlas como único criterio de toda conducta y acción, colectiva y personal.

Felipe Expósito

Libro: "Ancianos, su formación y reconocimiento"






No hay comentarios:

Publicar un comentario