Devocionales "Dios nos habla" por Enfi Garibotti


DIOS NOS HA HABLADO
Decimos que Dios nos ha hablado muchas veces, afirmando que Jesucristo es el mensaje final de Dios a la humanidad. En El se concentra todo los preanunciado claramente en el Antiguo Testamento. Toda la Escritura antigua está marcada con un hilo de sangre que nos lleva a la Cruz de Cristo.
Podemos afirmar con la Biblia que fuera de Jesucristo no hay salvación para el ser humano. Además afirmamos que ella afirma que Dios “puso eternidad en el hombre” de manera que el ser humano es un ser trascendente no diseñado para vivir solamente unos pocos años sobre esta tierra. Esta realidad nos lleva a otra afirmación: si el ser humano no recibe la Salvación que Dios ofrece gratuitamente, sólo queda la otra alternativa: LA CONDENACIÓN ETERNA. Pero proclamamos que hay SALVACIÓN ETERNA, para todo aquel que cree y recibe a Cristo como su Salvador personal.
Y afirmamos que Cristo es el único medio para salvarte eternamente y que fuera de Cristo no hay  salvación posible para ti.
Mucha gente, durante  mucho tiempo ha tenido en poco la realidad del juicio de Dios. Muchos han hecho burla del juicio, como una conocida secta, que distribuye folletos con unas llamas de fuego dibujadas en su frente con una inscripción burlesca que dice: ”Fuego del infierno” Aunque se burlen, no escaparan del juicio de Dios. Y lo afirmamos porque la Biblia lo dice muchas veces. Escuchemos una de esas declaraciones hechas por el apóstol  Pablo en su inmortal discurso a los atenienses: “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuando ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos” (Hechos 17:30-31).
Aunque muchos se burlaban y se burlan del juicio de Dios, sin embargo observen que pasa en el mundo: El fracaso de las instituciones; el fracaso de los poderes temporales; el fracaso de la justicia humana. La violencia institucionalizada; la impunidad; toda la secuela del odio y resentimiento que esto genera ¿hacia dónde vamos? Todavía creemos en el humanismo? En el sentido de que el hombre puede resolver por sí todos los problemas de la vida?
Hoy podemos darnos cuenta que NO HAY NADA MAS COHERENTE QUE LA INTERVENCION DE DIOS NUEVAMENTE EN LA HISTORIA. Nada más coherente que el JUICIO DE DIOS LLEGUE A TODA LA HUMANIDAD. Nada ni nadie podrá evitarlo. Es Palabra de Dios. Ciertamente se ha de cumplir.
Pero el mensaje que hoy tenemos para ti es de mayor importancia y es muy solemne. Antes que el juicio de Dios llegue, hoy te puedes refugiar en Jesucristo pues el dio su vida en mi lugar y en tu lugar para salvarnos de juicio y de la condenación eterna.
Dice la Biblia “Ahora pues ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús…” Refúgiate ahora mismo en Cristo. Dile que perdone tus pecados y que quieres recibirlo en tu corazón. Si lo pides en sinceridad y humildad de corazón, El vendrá a tu vida y tendrás la paz, el gozo de la salvación y la seguridad de la vida eterna.
Dios permita que ésta sea tu feliz experiencia.


DIOS NOS HA HABLADO
Dios nos ha hablado y nos habla.
Pasado y presente. Ciertamente mucha gente sabe y cree que Dios habló en el pasado y piensa que eso es algo así como historia antigua. pero pocos están dispuestos a escuchar la voz de Dios que habla hoy.
La Biblia afirma que Dios hablo en el pasado a nuestros padres por medio de los profetas, pero afirma asimismo que en estos postreros días NOS SIGUE HABLANDO. tenemos que agudizar nuestro sentido del oído espiritual. Hoy Dios tiene un mensaje que darle a usted personalmente amigo ¿Le va a oír?
Quisiera referirme a la experiencia que vivió hace unos 3.400 años un profeta llamado Moisés junto con el pueblo peregrino  de Israel, al que conducía a la tierra prometida.
Una de ellas esta relatada en el capítulo 16 del libro de Éxodo y nos dice que al segundo mes de salir de la esclavitud de la tierra de Egipto hacia Canaán, la tierra prometida, el pueblo murmuró contra Moisés y su hermano Aarón en el desierto y dijeron Ojalá hubiéramos muerto en mano de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; pues nos habéis sacado a este desierto para matarnos de hambre a toda esta multitud. Y Dios oyó la murmuración y dijo a Moisés: He aquí yo os hare llover pan del cielo; y el pueblo saldrá y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi Ley, o no.
Dijo Dios: hablareis diciendo: Al caer la tarde comeréis carne y por a mañana os saciares de pan, y sabréis que yo soy Jehová vuestro Dios. Y venida la tarde, subieron codornices que cubrieron el campamento; y por la mañana descendió roció en derredor del campamento. Y cuando el rocío cesó de descender, he aquí una cosa menuda, redonda, menuda como una escarlata sobre la tierra. Y viéndolo los hijos de Israel, se dijeron unos a otros: ¿qué esto, maná? Porque no sabían que era. Entonces Moisés les dijo: Es el pan que Jehová os da para comer.
Otra experiencia esta relatada en el capitulo siguiente del Éxodo, cuando en otro paraje llamado Refidim; no había agua para que el pueblo bebiese. Así que el pueblo tuvo allí sed y murmuro contra Moisés y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros y a nuestros hijos y ganado Entonces clamó Moisés al Señor y Dios le dijo: Pasa delante del pueblo...he aquí que Yo estaré delante de ti sobre la peña en Horeb; y golpearas la peña con tu vara y saldrán de ella aguas y beberá el pueblo. Y Moisés lo hizo así en presencia de los ancianos de Israel.
1.400 años después los judíos dijeron a Jesús: ''Nuestros padres comieron el maná en el desierto. Y Jesús les dijo: De cierto de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da le verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. Y le dijeron: Señor danos siempre este pan.
''...Jesús les dijo: YO SOY EL PAN DE VIDA, EL QUE AMI VIENE NUNCA TENDRA HAMBRE; Y EL QUE EN MI CREE, NO TENDRA SED JAMAAS..."Así Jesucristo, en esta sola frase, expresa que hay provisión espiritual para el hambre y la sed también espirituales que cada ser humano tiene.

Tienes, amigo, saciedad para tu alma, o seguirás buscando saciar tu sed en cisternas rotas, que no contienen agua. Quien cree en Cristo y le recibe como Salvador personal, sabe que el problema de la culpa de su pecado está solucionado y esto mismo trae paz al alma. Dios permita que tú puedas ahora mismo creer en Cristo y recibirle para obtener así la paz con Dios y la vida eterna.


DIOS NOS HA HABLADO
Hay en cada ser humano una búsqueda incesante por encontrar lo supremo. Algunos buscan a Dios a través de la reclusión. Otros por medio de la flagelación del cuerpo, pensando que de esta manera pueden nos solo alcanzar a Dios sino también agradarle. Otros buscan en la mística encontrar el rumbo que le conduzca a Dios.
 Todo esto tendría algún sentido si Dios hubiese quedado en silencio. Pero Dios ha hablado. Podemos afirmar lo siguiente: Si Dios ha hablado “TENEMOS QUE ESCUCHARLE”. Deberíamos escucharle con tal reverencia y sumisión como corresponde a la Grandeza del que habla. ¿Cuál es el auditorio que Dios tiene naturalmente? Escuchemos Su afirmación cuando le habla al profeta Isaías: “Oíd cielos y escucha tu tierra; porque habla Dios…” Ese es al auditorio normal de Dios. Y Nosotros no sólo debemos escucharle sino sentir el gran privilegio: que Dios nos hable.
 El escritor de la carta a los Hebreos comienza su epístola con las siguientes palabras: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros tiempos nos ha hablado por el Hijo…”
No sólo alguna vez, Dios nos ha hablado sino como dice la Biblia: MUCHAS VECES. Dios habló a nuestros primeros padres, a Adán, a Eva, habló al fratricida Caín. Le habló a Noé para que construyese el arca. Dios habló a los patriarcas, a Abraham, a Isaac, a Jacob. Dios hablo a Samuel, profeta y juez. Dios habló a todos los profetas y lo hizo con la Autoridad que le es inherente a Su Gloriosa Persona. Dios le habló al precursor, Juan el Bautista.
 Pero el mensaje mayor de Dios se ha expresado en Una Persona, El que es el Verbo Divino. Jesucristo es quien expreso de una manera única la voz de Dios, siendo igual en esencia. El es la exegesis de Dios, la explicación de Dios. Sólo El pudo afirmar “El que me ha visto a Mi ha visto al Padre”.
 Digamos que todo cuando Dios había hablado antes, preanunciaba la gloriosa persona de Cristo. Muchos personajes del Antiguo Testamento, muchos acontecimientos, aun los sacrificios que dictaba la Ley de Moisés, todo era sombra y figura de Cristo y de su Obra que habría de ser llevada a cabo cuando el Deseado de las Naciones apareciera.
 Jesucristo es el Mensaje final de Dios a la humanidad a través de su vida sin pecado, de su muerte vicaria –que significa “en el lugar de otros”- De su victoria sobre la muerte por la resurrección; de su ascensión a la Gloria; de su entronización a la Diestra del Padre. De su continua intercesión por los suyos. Y nos habla también a través de su designación Divina para ser el Gran Juez que ha de juzgar a la raza humana en su totalidad. Su Gran Autoridad final de la historia, ante quien TODA RODILLA SE HA DE DOBLAR Y TODA LENGUA LE HA DE CONFESAR: ¡SEÑOR!
 Antes que ese día anciado para la humanidad llegue, nuestro mensaje es: Refúgiate en el Gran Salvador Jesucristo. El hizo todo para salvarte eternamente. Cristo dijo antes de entregar Su Vida inmaculada en la Cruz: “Consumando es” que equivale a decir: “todo está hecho”. Nada hay que agregar. Sólo arrepentirse del pecado y pedirle perdón. Decirle que quieres recibirlo en tu corazón. Y El morará en tu vida y sentirás Su presencia junto con el gozo y la paz de la Salvación.
Dios permita que esta sea tu feliz experiencia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario